Camarero poniendo cerveza

Aprender a Servir una Cerveza

Hay muchos que piensan que servir una cerveza bien es significado de no tener espuma, para otros tirar bien una cerveza es sinónimo de tener mucha espuma.

Existe una gran diferencia entre una cerveza servida en una buena cervecería y una cerveza caliente y mal servida en otros lugares.

Existen muchos fallos que podemos encontrar al pedir una cerveza, nos la pueden servir demasiado fría o peor aun caliente, servida en vasos inapropiados en los cuales no se pueden apreciar los colores, aromas y espuma, todos estos parámetros influyen finalmente en el sabor y disfrute.

Aunque cada cerveza tiene sus particularidades, hay ciertos puntos que hay que tener en cuenta independientemente de si vamos a disfrutar de una cerveza española, alguna deliciosa cerveza de importación, o incluso una elaborada cerveza artesana.

SERVIR BIEN UNA CERVEZA

Revisaremos algunos puntos importantes antes y al momento de servir una cerveza.

Cerveza bien tirada

Conservación: Las cervezas, en especial las artesanales, no son productos que posean una vida util muy larga. Se aconseja dejar reposando la botella 48 horas en posición vertical y a una temperatura entre 15 – 18º C. Posteriormente se debe dejar la botella en el refrigerador y sacarla un poco antes de su degustacion y consumirla inmediatamente.

Temperatura: Las cervezas poseen distintos tipos de temperatura al momento de servir segun su estilo. Las cervezas rubias ya sean Lager o Ale (Golden Ale) se recomiendan beber a una temperatura de 4 a 6 ºC. En cambio las cervezas con mas cuerpo como las negras tradicionales (Porter, Stout, etc) en un rango de temperatura entre 8 a 12 ºC con el fin de evitar la perdida de sabores y aromas característicos.

Cómo servir: no hay diferencia entre servir una cerveza directo de una botella o de un tirador. Antes de servir hay que refrescar el vaso bajo un chorro de agua fría para así evitar una mala formación de espuma. El vaso se debe inclinar en unos 45º aproximadamente con referencia del tirador de cerveza o botella, dejando caer la cerveza lentamente por la pared del vaso evitando la formación de espuma. Una vez el vaso este medio lleno se pone en posición vertical para producir la formación de la espuma, si estas sirviendo desde una botella deja un centímetro sin servir o como algunos lo hacen agitan la botella para después servir con sedimento bien distribuido.

Aspecto: el aspecto de una cerveza bien servida es de color brillante y una espuma consistente formando una corona de 2 a 3 cms la cual debe ser fina y persistente adheriendose al vaso. En su mayoría la cerveza debiera ser bebida inmediatamente, a excepción de algunos estilos que deben tener un periodo de reposo.

Detalles: Un detalle importante es el vaso en el cual es servida la cerveza a degustar. Debe ser un vaso limpio y sin grasa ya que esta hace perder parte del sabor y una mala formación de espuma. Un vaso totalmente limpio es aquel que al ponerlo bajo un chorro de agua se forma una película continua. Es recomendable destinar un vaso o jarra para beber únicamente cerveza. El vaso debe ser abierto para el caso de consumo de cervezas de baja fermentación, para sentir su gran poder aromático. Para el caso de las cervezas de alta fermentación (comerciales) se recomienda un vaso mas estrecho. No es tan importante el tipo de vaso, copa o jarra de cerveza, como la abertura del mismo.

Video de cómo tirar una cerveza

Errores comunes al servir una cerveza

Ahora a practicar y a disfrutar en buena compañía…

Salud y Cerveza!

Deja un comentario